Tesoros Coloniales: San Luis Potosí

Centro minero fundado en 1592 de gente alegre y hospitalaria, el Estado de San Luis Potosí constituye en sí mismo una aventura que no te debes perder, porque reserva insospechadas y excitantes sorpresas para el viajero.

Sus atractivos son numerosos, pero entre ellos destacan el Templo del Carmen, en cuyo interior se encuentra la portada de Los Arcángeles -la más rica y fastuosa de América- el Templo de San Francisco, cuya construcción duró todo un siglo dando como resultado la conjunción de variadas formas y estilos; el edificio de la Real Caja, mansión colonial que albergó durante algún tiempo la tesorería oficial del virrey.

La Catedral, de fachada barroca realizada en planos, que está adornada con estatuas en mármol blanco y pinturas virreinales; y La Caja de Agua, construcción neoclásica donde los potosinos se abastecían de agua durante el siglo pasado. El estilo neoclásico novohispano está presente también en San Luis, en atractivas construcciones como el Museo Nacional de la Máscara, el Teatro de la Paz destaca por su pórtico, que cuenta con diez columnas acanaladas que rematan en capiteles corintios.

En Real de Catorce, antigua ciudad minera, se conservan edificaciones que nos hablan de su auge en el pasado. Alrededor de la Plaza La Carbonera puedes admirar la Parroquia, la Casa de Moneda, obra de singular belleza, la fachada del Palacio Municipal y otras construcciones de valor arquitectónico. También tienen un palenque, plaza de toros, capillas, ruinas e historia de riquezas pasadas, así como un pequeño museo parroquial.

Situada en un valle rodeado de huertas, se localiza la población de Río Verde donde existe una laguna llamada La Media Luna, ideal para practicar el buceo por su profundidad de 36 metros, visibilidad hasta 30 metros y una temperatura que va de 27° a 30° durante todo el año. Además, las grutas de La Catedral y El Ángel esperan por viajeros ávidos de aventuras subterráneas; en ellas la naturaleza se ha encargado de crear caprichosas formas que son un reto para tu imaginación.

Enclavada en medio de la Sierra Madre Oriental, esta región es ideal para practicar el ecoturismo y el turismo de aventura por sus características geográficas y naturales. Aquí podrás experimentar lo que siempre has deseado: el descenso de ríos, rappel, caminata, campismo, ciclismo de montaña y espeleología. Te sugerimos iniciar el recorrido de esta zona por Ciudad Valles, aquí se localiza el Museo Regional Huasteco, donde se exhibe una interesante colección de piezas arqueológicas de esta cultura, también tiene construcciones civiles y religiosas importantes. La aventura comienza al salir de la ciudad y acercarte al poblado de Tanchachín, desde donde puedes iniciar un recorrido en canoa para llegar a la cascada de Tamul, o a la Cueva de Agua, cuya profundidad permite lanzarse en osados clavados entre estalagmitas y estalactitas.

Ya en la parte más escarpada de la sierra de Xilitla, se localiza un pintoresco poblado del mismo nombre, que te ofrece impresionantes paisajes. Además, te da la oportunidad de apreciar el arte en medio de exuberantes bellezas naturales, a través de joyas arquitectónicas como el Ex Convento Agustino que data de 1557 y las obras construidas por Sir Edward James, un excéntrico inglés que se enamoró de la zona y dejó su huella en un pequeño castillo y un maravilloso sitio de descanso, no te olvides de visitar Las Pozas que son todo un espectáculo natural.

El Sótano de las Golondrinas es otro sitio que nadie debe perderse, porque se considera una maravilla natural de 6 metros de diámetro. Este consiste en un abismo de 300 metros de caída libre y 520 de profundidad, en el que se puede practicar la espeleología, el rappel, así como la observación de las aves que pueblan el lugar y ofrecen todo un espectáculo cuando abandonan el nido por la mañana y regresan hacia las profundidades por la tarde. Claro que el viaje a esta paradisíaca zona sería incompleto sin una visita a la zona arqueológica El Consuelo, un importante centro ceremonial de la Cultura Tenec (Huasteca) donde se conservan relevantes vestigios como el Adolescente Huasteco, una escultura en piedra tallada con una serie de glifos muy interesantes.

Una aventura que te espera. La magia del desierto resalta la belleza de sus joyas coloniales don dorados atardeceres que recuerdan su origen minero.

Publicado en: Rutas Turísticas, Tesoros Coloniales. Tags: , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.