La Cuna de la Historia y el Romanticismo

Esta ruta lleva al viajero por el Bajío mexicano hasta tocar las tierras de Jalisco. Aquí se combinan historia y naturaleza. Se pueden hacer recorridos históricos por ciudades testigos de la lucha de Independencia como Querétaro y Guanajuato, o por escenarios naturales cautivantes como la Sierra Gorda con sus quebradas verdes. Por supuesto que el viajero se encontrará constantemente rodeado por la cultura y las tradiciones del rico arte popular de esta región.  Los estados que componen esta ruta son Querétaro, Guanajuato y Distrito Federal.

Ciudad de México
La capital del país, grandiosa desde su fundación hace siete siglos, no deja de sorprender a visitantes e incluso a sus habitantes. Enorme, arbolada y con una riqueza cultural impactante, se trata de una urbe de contrastes en la que cohabitan uno de los mejores climas del mundo y la densidad de población más alta del país. Explorar sus calles es atestiguar las diferentes etnias y tradiciones que han configurado a su población. Por si esto fuera poco cuenta con casi 40% de zona rural, mayormente boscosa, lo que la convierte en una metrópoli amable y verde. La arquitectura y el arte, además, hacen de la ciudad de México un referente mundial innegable.

Villa de San Sebastián Bernal
La megalópolis no ha desplazado totalmente el vergel que la vio nacer. Hacia Xochimilco sobreviven los canales y las chinampas de sobrada fama y también la bellísima naturaleza que alguna vez imperó en el valle lacustre. Por las Cumbres del Ajusco los árboles cubren las montañas que circundan la ciudad y se puede asistir a la recuperación de especies como el venado cola blanca y el conejo de los volcanes o zacatuche. En el Desierto de los Leones los amantes de las excursiones encontrarán la combinación de antiguos conventos y bosques tupidos. Y todo esto sin siquiera salir de la ciudad.

San Miguel de Allende
Un monumento a la tradición y al arte popular, así es la antigua San Miguel el Grande, hoy conocida como San Miguel de Allende. Su cercanía con Dolores y la referencia de caudillos como Juan Aldama e Ignacio Allende (originarios de este lugar), reviven los aires independentistas que se celebran en el Bicentenario. Hoy, sin embargo, es hogar de millonarios retirados y sede de maravillosos hoteles y deliciosos restaurantes, tiendas de antigüedades y una rica vida cultura

Guanajuato
Ésta es una ciudad ideal para perderse entre sus calles que dan vueltas, se cruzan y desembocan en maravillosas plazas llenas de historia, pero también de restaurantes, bares, cafecitos y tiendas. Guanajuato fue una de las ciudades más ricas de la Colonia y esta abundancia se refleja en iglesias, monasterios, teatros y museos. Es también cuna de la lucha por la independencia y sede de uno de los festivales culturales más importantes del continente.

Querétaro
Entre las bien trazadas calles y rincones llenos del color local, Querétaro recuerda a la mítica corregidora Josefa Ortiz de Domínguez y a la conspiración que desató la guerra de Independencia. Esta ciudad colonial invita a recorrerla en tranvía por sus barrios emblemáticos con gran estilo español y característicos portones. Y en sus plazas principales, como la de la Independencia, se atisban curiosas tiendas artesanales y restaurantes para degustar tradicionales platillos como las “enchiladas queretanas”

Guadalajara
Tierra del tequila, el mariachi, las tortas ahogadas y el jarabe tapatío. Guadalajara es también un magnífico centro cultural e histórico. La parte antigua ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Es sede de la Feria de Libro más grande de lengua española, y tierra de grandes artistas como el muralista José Clemente Orozco o el arquitecto Luis Barragán. Recientemente ha experimentado una fresca renovación urbana y sus bares y restaurantes están entre los mejores del país.

Tlaquepaque
No hay otro mejor sitio en el país para ir a comprar arte popular. Los artesanos más expertos exhiben aquí sus finos trabajos de madera, plata, latón, cristal o cuero. Y para finalizar un día de compras, Tlaquepaque ofrece también típicos restaurantes, cantinas y encantadores patios. Además, es un Pueblo Mágico del estado de Jalisco, que hoy forma parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Tequila
Un encantador pueblo donde se encuentran un gran número de fábricas tequileras. Aquí se puede observar todo el proceso de elaboración y degustar una cata de destilados.

Y ya sea un paseo a caballo por los campos cultivados de agave, para apreciar las tierras tequileras de Jalisco, o un recorrido por la Plaza de Armas de Tequila, para admirar su quiosco de estilo francés y los aires pintorescos de sus jardines, es un destino ideal por el mundo rural de Jalisco.

Publicado en: Cuna de la Historia y el Romanticismo, Rutas de México. Tags: , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.