Registra la Enah festividad de la Santa Cruz en Xochimilco

Por: Cortesía del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

  • Antropólogos de esta escuela del INAH realizaron un documental de la celebración que desde hace casi 100 años se desarrolla en los cerros de Tlacuayeli y del barrio de La Planta.

noti_inah_stacruzxochimilco01Cada 3 de mayo, tres cruces de más de dos metros de altura son cargadas por los pobladores hasta la cima de los cerros de Tlacuayeli y del barrio de La Planta, sin importar su peso o los kilómetros de trayecto. El ritual, que tiene casi 100 años de realizarse, forma parte de la festividad de Santa Cruz Acalpixca, en Xochimilco, y es parte del patrimonio cultural inmaterial de la Ciudad de México. Esta tradición fue registrada por especialistas del Proyecto Archivo de la Palabra, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), con la finalidad de salvaguardarla y difundirla, y como resultado produjeron el documental Cruces que será entregado a la comunidad de Santa Cruz Acalpixca, el próximo 8 de noviembre, en reconocimiento al apoyo otorgado para la investigación.

Lo anterior fue informado en el Tercer Foro Patrimonio Cultural Inmaterial en la Ciudad de México. Pueblos, barrios originarios y comunidades residentes, que se realizó del 22 al 25 de octubre en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y en las unidades Xochimilco e Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana. Los antropólogos de la ENAH, Hilario Topete Lara, Montserrat Patricia Rebollo Cruz y Juan Carlos Montes, hablaron de la fiesta de la Santa Cruz y del registro que realizaron mediante el uso de la etnografía, la documentación y la videograbación.

La iniciativa se llevó a cabo como parte de dicho proyecto, que desde 2010 se dedica a documentar el patrimonio cultural inmaterial en pro de su salvaguardia y trabaja en la conformación de un acervo audiovisual y escrito acerca de esta riqueza de los pueblos originarios de la Ciudad de México y de otros estados. La fiesta de la Santa Cruz se realiza el domingo siguiente al 3 de mayo, para que toda la gente pueda estar presente. La festividad consiste en velar tres cruces por la noche y adornarlas con telas de distintos colores, además de música, danzas y cohetes en la casa de la familia que las cuida ese año.

A la mañana siguiente, los pobladores cargan las cruces para bajarlas de la vivienda donde fueron veladas hacia la iglesia donde son bendecidas, los acompaña una banda de música y danzantes con trajes multicolor, los cohetes truenan en el cielo y la procesión camina por las calles de la comunidad. Al llegar a la iglesia, las cruces reposan en el atrio, el padre las bendice y oficia una misa. Después, vuelven a ser cargadas por los feligreses para ser subidas por escaleras y veredas, a la cima del cerro en el que permanecerán durante todo el año para cuidar a la población.

Tal tradición, al parecer, inició en el cerro del Tlacuayeli, en el seno de una familia de danzantes, para realizar una festividad a las cruces que cuidarían desde lo alto a Santa Cruz Acalpixca, pero que con el paso de los años se dividió por un conflicto entre capitanes de danzas, ahora son dos juegos de cruces los que son venerados, pero ambos representan a uno solo porque en la misa se vuelven a juntar. La antropóloga Montserrat Patricia Rebollo Cruz explicó que para Santa Cruz Acalpixca esta expresión “es parte de su patrimonio cultural inmaterial y representa el máximo símbolo de su pueblo porque el lugar se llama así por la tradición de la Santa Cruz.

“Visiblemente la gente ubica a Santa Cruz Acalpixca por las cruces en el cerro, no solamente es un símbolo interno o local, sino también los pueblos vecinos ubican a este lugar por tales elementos”. En la actualidad, la fiesta se realiza por separado por los pobladores del barrio de La Planta y del Cerro de Tlacuayeli, y se distinguen por el color de las cruces, la fecha en la que se suben al cerro y los lugares donde se colocan. En el barrio de La Planta, las tres cruces son verdes y se suben al cerro de esta comunidad el mismo día de la misa. Mientras que las azules permanecen en el atrio de la iglesia hasta el martes siguiente, para luego ser cargadas hasta la cima del cerro Tlacuayeli.

noti_inah_stacruzxochimilco02La tradición se ha mantenido vigente “por el apoyo de las familias que tienen a su cargo el cuidado de las cruces, que son las que convocan a los vecinos, amigos y gente de otras localidades aledañas a Xochimilco o incluso de otros estados, que asisten por devoción, gusto o deben algún favor a la cruz; el costo disminuye porque todos cooperan”, explicó Rebollo Cruz. La información obtenida servirá para tener registrada esta expresión cultural, con el objeto de que la gente de Santa Cruz Acalpixca y el público en general conozcan cómo se lleva a cabo esta festividad a través del documental Cruces, y para que los especialistas la puedan consultar mediante un documento que ya fue generado.

La celebración de la Santa Cruz forma parte de las festividades y técnicas artesanales de Santa Cruz Acalpixca, Xochimilco, como la elaboración de los dulces cristalizados y la mayordomía de la Virgen de los Dolores, tradiciones que se encuentran en proceso de registro por parte de investigadores de la ENAH. Además de los tres antropólogos mencionados, el equipo del Proyecto Archivo de la Palabra también está integrado por Ana Martha Sánchez, Vladimir Montpellier, Carlos Antonio Lara, Rafael Torres Rodríguez y Mario Alberto Ochoa Baena.

Mayores informes:
Instituto Nacional de Antropología e Historia
Insurgente  Sur 421, Piso 8. Col. Hipódromo
Del. Cuauhtémoc. C.P. 06100, México, D.F.
Tel. 01 (55) 4040.43.00 / 4040.46.90
Web: www.inah.gob.mx

Publicado en: Noticias. Tags: , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.