Real del Monte un pueblo mágico de tradición minera

Por: Jess Chilián
Fotos: rutamxo.com

can_hm_mineriahidalgo01Real del Monte es un pintoresco pueblo donde se respira auténtico aire de provincia, y se fusiona con los vestigios de nuestra cultura mestiza e influencia inglesa. Aquí encontrarás atractivos edificios antiguos y en los alrededores algunas minas. Hoy en día se puede pasear por sus inclinadas calles adoquinadas y disfrutar la vista de las casas multicolores, algunas de las cuales han sido remodeladas en sus interiores para dejarlas como estaban hace más de un siglo y rescatar su esplendor. También puedes visitar talleres de platería o ser partícipe de la elaboración del tradicional paste, almuerzo de los mineros ingleses.

Desde mediados del siglo XVI, cuando sus minas fueron registradas, se inició una actividad que pronto atrajo a numerosos aventureros deseosos de enriquecerse. A principios del siglo XX existieron en esta población más de 140 minas, y en algunos años la explotación de plata de la región ocupó importantes lugares en la producción mundial. Más tarde las minas de Real del Monte serían abandonadas a causa del peligro que representaba la gran cantidad de agua del subsuelo. A finales del siglo XVII, José Alejandro Bustamante y Pedro Romero de Terreros emprendieron de nuevo la explotación de las minas, construyendo un gran socavón para el desagüe.

Antes de concluirse la obra fallece Bustamante, pero Romero de Terreros obtiene tan grandes riquezas que otorga a la Corona española un préstamo de un millón de pesos y obsequia al rey buques de guerra. A la muerte de Romero de Terreros la actividad minera decae de nuevo, hasta 1824, cuando México se abre a la inversión extranjera y un grupo de ingleses arriendan las minas para trabajarlas. No obstante que logran extraer el agua con máquinas de vapor, veinte años más tarde sobreviene un nuevo fracaso por los altos costos de operación y por la baja calidad del mineral.

Los ingleses ceden entonces la explotación de las minas de Real del Monte a empresarios mexicanos. A principios del siglo XX el derecho de explotación es adquirido por una empresa norteamericana que logra un alto nivel de productividad. En la década de los treinta, México, en gran parte gracias a las minas de Real del Monte, se convirtió en el primer productor mundial de plata. A pesar de su corta estancia en México, los ingleses dejaron, además de la importante infraestructura tecnológica, una iglesia, un cementerio y numerosas casas que hoy le dan a la población un aspecto nostálgico.

can_hm_mineriahidalgo02Fiel a su tradición minera, Real del Monte ofrece al visitante artesanías elaboradas en plata, especialmente joyería. Con la técnica del repujado, también se elaboran ornamentos en madera y palma, así como canastas tejidas. Y si no vas preparado para el intenso frío, en las tiendas de artesanías podrás encontrar textiles de lana. Entre la segunda y tercera semana de Julio se desarrolla una de las más arraigadas, el Festival de la Plata donde se presentan eventos culturales en las plazas y callejones, aquí podrás admirar durante varios días una interesante muestra de artesanías en plata, elaboradas por los artesanos en el mismo lugar que además de encontrarse a precios razonables es de la mejor calidad.

En Real del Monte, los vaivenes del camino son cotidianos debido al irregular terreno que alberga edificios del siglo XVIII, minas, portales, fuentes y platería. Conoce el pasado minero de este destino en el Museo de Sitio Mina de Acosta que posee una ordenada museografía de sus distintas etapas: la colonia, la invasión inglesa y la llegada de la electricidad. Visita el Portal del comercio y sus talleres de platería en cuyo hotel hospedaron al emperador Maximiliano y su esposa Carlota en 1865. No dudes en visitar la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, al lado del antiguo edificio de la Alianza de Mineros, donde puedes tomarte una fotografía ataviado con caso y overol.

No importa a donde vayas, en Real del Monte no podrás evadir comer pastes y todo tipo de pan de fiesta. Adéntrate en su historia y descubre los mejores lugares para comerlos con sus rellenos salados a base de frijol, papa con carne y más. Descubre cómo los comían los mineros de la localidad, que tenían las manos manchadas por su labor, y qué parte del paste desechaban. Prueba los productos locales preparados diariamente y entre los que podrás degustar nata fresca, tortillas, curados de pulque, pan, puerquitos de piloncillo y pan de pulque. Para descansar existen diversas opciones entre las cuales sobresalen los hoteles spa y holísticos donde te pondrán en contacto directo con la naturaleza.

can_hm_mineriahidalgo03Real del Monte, Hidalgo, narra la historia de la minería en ese estado y particularmente de este poblado que desde la época prehispánica y hasta la contemporánea, para llegar a este hermoso lugar desde la ciudad de México debes tomar la autopista México – Pachuca. Antes de llegar a Pachuca sigue los anuncios del Corredor de la Montaña, verás un túnel, pero no lo tomes porque ése lleva a otros lugares, ve por el camino de la derecha. Antes de llegar, desde la carretera, déjate seducir por las texturas de la Sierra Madre Oriental, una región que presume tanto cactáceas como coníferas, entre cañones y peñas. El pueblo ofrece colores de otros tiempos, edificios del siglo XVIII, viejas pinas, portales y fuentes, techos de lámina roja y estanterías donde brilla la plata.

Mayores informes:
Blvd. Camino Real de la Plata nº 340, Zona Plateada
Pachuca de Soto, Hidalgo, México. C.P. 42080
Tel. 01 (771) 718.44.89
Web: https://hidalgo.travel
Facebook: Hidalgo Travel
Twitter: @HgoTravel
Instagram: @hgotravel

Publicado en: Hecho en México. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.