Pochote material para creaciones en miniatura

Por: Jess Chilián
Fotos: Natura Film Group

pochoteEn el México antiguo se desarrollaron extraordinarias habilidades para la escultura, lo que se demuestra con las numerosas obras de este arte que sobrevivieron, en algunos casos, más de dos mil años. Ejemplo de estas obras son, por sólo mencionar algunas, las monumentales cabezas olmecas encontradas en los estados de Veracruz y Tabasco, aplicaciones de las decoraciones arquitectónicas, bajorrelieves, hachas pulidas, figuras de jadeíta verde, figurillas humanas y zoomorfas de barro cocido modeladas a mano, pero también piezas hechas en molde -ya en la cultura teotihuacana-, máscaras con incrustaciones de piedras preciosas y muchas manifestaciones más, que son ejemplos de la importante herencia de la escultura prehispánica.

Por los códices y las descripciones de los primeros cronistas de la Colonia se sabe que muchas deidades eran vestidas con papel de colores, elaborado con un tipo de higuera silvestre conocida hasta nuestros días como amate. Para la magia y la brujería se hacían esculturas con resinas de copal, masa de maíz, pasta de pepita de calabaza, semilla de amaranto y cera de abejas. Muchas manifestaciones escultóricas del México antiguo y colonial siguen vigentes hasta nuestros días. Algunas técnicas, materiales, diseños y motivos de creación permanecen intactos; otros han sido modificados por la natural evolución de las formas culturales, pero esta combinación, de la raíz indígena con las aportaciones europeas, asiáticas y africanas, es lo que mantiene vivo el crisol cultural del México actual.

Las manos mágicas de los artesanos morelenses crean verdaderas obras de arte, generalmente cada población se especializa elaborando sus artesanías en diferentes materiales. Morelos cuenta con una amplia riqueza en artesanías en manos de nuestros experimentados artesanos.  Tepoztlán, es un pueblo que irradia magia en cada una de sus tradiciones, en la grandeza de su pasado ancestral reflejado en magníficos monumentos prehispánicos y coloniales, en su agreste belleza natural, y en el carácter místico que sus habitantes de todos los tiempos han sabido conservar en constante renovación.

pochoteLos fines de semana son un buen momento para visitar Tepoztlán, pues los domingos el pueblo se cubre de vistosos colores y olores que permiten vivir el alegre ambiente tepozteco en su tradicional mercado. Ideal para encontrar todo tipo de artesanías, comida, flores y vestidos, o algún objeto esotérico o de arte en sus galerías y tiendas. Este maravilloso y enigmático lugar se localiza a 54 kilómetros de la Ciudad de México, por carretera deberás tomar la autopista 95, al pasar el entronque La Pera, seguir la carretera 115. Desde Cuernavaca, tomar la carretera 95, llegar por la carretera 115 rumbo a Tepoztlán. En este pueblo podrás encontrar las famosas “casitas de pochote” aunque en realidad hay castillos y casitas de tres o cuatro centímetros de largo hasta conjuntos de una sola pieza de cerca de 25 cm.

Algunas son verdaderas obras de arte. Para confeccionar estas miniaturas con la forma deseada se reutilizan tramos de segueta quebradas o desgastadas; un esmeril sirve para desbastarlas.  Un artesano puede tener 20 o más herramientas; usualmente emplea cuatro o cinco, las demás sirven para labrar los detalles o para alcanzar lugares difíciles de trabajar. Las navajas, cinceles, escoplos curvos y punzones miniatura sirven para labrar escaleras, pórticos y techados y para excavar ventanas y puertas.

Los escultores de estas «casitas de pochote» miniaturas aprovechan el parecido de la figura de las espinas del árbol con el soberbio paisaje que rodea a Tepoztlán. Con los cerros como fondo, van creando casas campesinas, iglesias, edificios con techo de teja, castillos con torres y almenas, terrazas y miradores; delicadamente tallan las edificaciones que brotan de su mente; cada artista tiene su propio estilo.  La forma de la misma espina les sugiere el tipo de construcción que representarán. Prácticamente nunca hay un modelo igual, lo que dificulta a los visitantes la elección de su »casita de pochote»; el tamaño y la complejidad de los detalles determinan el valor de cada pieza.

Por lo general los artesanos de miniaturas adquieren las espinas a través de otras personas que las consiguen en el campo. En ocasiones los mismos talladores son los que venden sus productos; otros las dan a vender a familiares o comerciantes del propio Tepoztlán, o de Cacahuamilpa. Es en estas poblaciones donde las adquieren para la venta quienes abastecen de artesanía y arte popular a las tiendas especializadas de las ciudades de la frontera con Estados Unidos, de Guadalajara, Jalisco; el Distrito Federal y Acapulco, Guerrero.

pochotePara hacer estos edificios miniatura se requiere herramienta especial, pues no existe en tiendas que se dedican a la venta de materiales para artistas. Los artesanos tienen un mérito adicional, pues cada uno va haciendo sus propias herramientas de acuerdo con sus necesidades y aunque las espinas de pochote no son muy duras, ahuecar, cortar y rayar requiere de instrumentos firmes y durables. Es tan apreciada esta artesanía, que existen apasionados coleccionistas dedicados a formar ciudades imaginarias; otros las colocan en los nacimientos. De esta expresión del arte popular, algo importante es que la obtención de la materia prima no es una actividad que destruya la naturaleza, pues las espinas de pochote forman parte de la corteza muerta de estos árboles.

Mayores informes:
Secretaria de Turismo y Cultura del Estado de Morelos
Av. Morelos Sur nº 187 Col. Las Palmas
Cuernavaca, Morelos C.P. 62050
Tel. 01 (777) 314.37.90
Web: http://turismoycultura.morelos.gob.mx
Facebook: Secretaria de Turismo y Cultura Morelos
Twitter: @STC_Morelos
Instagram: @turismoculturamorelos

Publicado en: Hecho en México. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.