Pinturas rupestres, rastro de una existencia antigua BCS

pinturas rupestresY así nació la leyenda de la historia de California. Los primeros vestigios de la presencia del hombre en la tierra áspera e inexorable que se conoce hoy como Baja California Sur se remontan aproximadamente a 10,000 años A. C. Esos primeros habitantes fueron principalmente cazadores y recolectores nómadas que lucharon para subsistir, dejando pocos rastros de su difícil existencia. Los vestigios de estas culturas se encuentra en pinturas rupestres que nos permite tener un raro vislumbre de su antigua cultura. Siguieron muchos siglos no documentados hasta que sucedió el siguiente evento significativo.

En los acantilados de la sierra de Baja California Sur existen cavidades poco profundas que por su amplitud fueron utilizados como abrigo natural de los primeros habitantes peninsulares. Estos grupos nómadas dedicados a la caza y recolecta, dejaron rastro de su existencia en grandes murales de pintura rupestre. Investigaciones estiman que la zona fue habitada hace más de 10 mil años, sin embargo, la costumbre de pintar en roca inició hace 4 mil años y se mantuvo hasta 1650, fecha en la que arribaron los primeros misioneros.

Gracias al texto “Historia Natural y Crónica de la Antigua California” del historiador Miguel del Barco (UNAM, 1988), se sabe que José Mariano Rothea, misionero en San Ignacio de 1759 a 1768, conocía algunos de los grandes murales rupestres. Este es el dato más antiguo que se posee sobre el conocimiento de las pinturas. La pintura mural paleolítica sobre cuevas, en las que se representan motivos como seres humanos y animales entre otros, puede ser encontrada en cada uno de los continentes de la Tierra.

Aparentemente todos los grupos humanos al pasar por la fase de cazadores recolectores crearon este tipo de trabajo plástico duradero en el que expresan, la especial relación que tenían con las criaturas de su entorno y con sus deidades. La pintura rupestre de Baja California Sur es parte de esta tradición. Hay mucho en ella, como son los motivos, materiales y locaciones, que tiene un parecido con trabajos realizados a miles de kilómetros de distancia y a miles de años de diferencia, por ejemplo las pinturas de Altamira en España y Lascaux en Francia.

pinturas rupestresSe sabe poco sobre los grupos humanos que pintaron estos murales en Baja California Sur, pero toda la evidencia indica que estos pintores formaban parte de distintos grupos establecidos en pequeños territorios. Aún así todas las obras tienen el mismo estilo. El hecho de que todos hayan respetado un mismo estilo nos deja ver que no deseaban representar a su grupo en especial, sino algo que los distintos grupos tenían en común. Es difícil imaginar una fuerza unificadora mayor que la religión, por lo que se cree que estas obras responden a necesidades religiosas. Aún cuando se parecen al arte rupestre de Europa y África estas pinturas de Baja California Sur poseen un estilo propio.

Los abrigos rocosos de la península de Baja California son bien conocidos por la espectacularidad de sus pinturas rupestres, consistentes en figuras humanas y animales de dimensiones gigantes, la mayoría pintadas en rojo y negro, pero también en blanco y amarillo. Las enormes figuras a escalas humanas o incluso más grandes de la sierra de Guadalupe,  nunca antes habían sido fechadas y aun se conoce muy poco acerca de su asociación con objetos de la cultura material de los cazadores recolectores que vivieron en esta región, mucho antes de la conquista española.

Su encanto y originalidad radica en los contrastes: las representaciones animales de extraordinarias dimensiones, pintadas en siluetas dinámicas, algunas atravesadas por flechas y lanzas, contrastan con las figuras humanas, pintadas de frente con los brazos en alto, estáticas. Venados, borregos, cimarrones, berrendos,  pumas, gatos monteses, serpientes, aves, liebres, ballenas, tiburones, peces, mantas, caguamas, representados sobre piedra, revelan la historia natural del estado y son testimonio de sus más antiguos pobladores. Su singular estilo, su escala monumental (algunas alcanzan a medir más de 4 metros de altura) su estado de conservación y el gran número de sitios donde se encuentran, hace de las pinturas una de las cinco concentraciones de arte rupestre más importantes del mundo y desde 1933 Patrimonio de la Humanidad.

Según otros expertos, este arte se basa en varios estilos ubicando hasta ahora a Campo Monte, Trinidad, San Borjita y Sierra de San Francisco donde se puede apreciar y visitar este estilo del mismo nombre, además de las cañadas a su paso. Recintos rupestres que hay que conocer y reconocer mediante las expediciones que se realizan a través de la zona arqueológica que cuenta con un sistema que controla la afluencia del turismo para evitar el daño a los parajes naturales y reservas arqueológicas.

pinturas rupestresUna de las rutas más extraordinarias se ubica en el arroyo de San Pablo, en Santa Teresa, donde se localiza una de las pinturas más impresionantes llamada La Cueva Pintada o el conjunto de cuevas en el arroyo El Parral, donde se ubica la cueva de la serpiente y se sabe es única en su tipo. El Gran Mural, un conjunto de pinturas rupestres que muestran a su paso la grandeza del arte humano ancestral. Es partiendo de Mulegé donde se puede iniciar a una gran expedición para terminar en la cueva de San Borjita, descubierta en los años cincuenta, algo que por increíble que parezca, aún se conserva alejado de la destrucción del hombre, porque la Baja es un sitio extraordinario de la tierra que deja o no la incursión del hombre en su mar y en su desierto, abriendo o no el abanico de posibilidades, que van del clima a la situación geográfica y su gente, un sitio que elige a sus residentes tal vez por eso sigue siendo un paraíso incógnito misteriosamente conservado.

Los principales lugares donde podemos encontrarlas son:

  • Sierra de San Francisco:  A 37 kilómetros de la carretera número 1  a 80 kilómetros de San Ignacio.
  • Sierra de Guadalupe: Cueva de los Venados y Cueva de San Borjitas.

Mayores informes:
Secretaria Turismo, Economía y Sustentabilidad
del Estado de Baja California Sur
Parque Acuático El Coromuel, Km. 2.5 Carretera a Pichilingue
La Paz, Baja California Sur C.P. 23019
Tel. 01 (612) 124.01.00
Web: http://visitbajasur.travel
Facebook: Visit Baja Sur
Twitter: @TravelBajaSur
Instagram: @visitbajasur

Por: Jess Chilián
Fotos: Natura Film Group

 

 

Publicado en: Hecho en México. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.