Los seris, un pueblo muy cerca de la naturaleza

serisLos seris se llaman a sí mismos Konka´ak, lo cual quiere decir en su lengua «La gente». El término seri proviene en cambio de la lengua yaqui y significa «hombres de la arena”. Los seri o konka´ak ocupan desde tiempos arcaicos la costa central de Sonora, la isla del Tiburón y otras islas como San Esteban; actualmente habitan en dos localidades de la costa desértica del estado de Sonora: Desemboque, municipio de Pitiquito, y Punta Chueca, municipio de Hermosillo. Su lengua es gutural y difícil de aprender, diferente a la de los demás indígenas del noroeste del país. Las raíces de su idioma son Caita y Siux Hokano. A través de un camino de terracería al sur, la población de Punta Chueca se comunica con el poblado de Bahía de Kino.

Sus conocimientos se transmiten de generación en generación vía oral, su historia, religión, mitos, leyendas, cultura y tradiciones como la herbolaria. Los seris no desarrollaron un sistema de gobierno religioso-festivo muy complejo. Su interpretación del mundo, sus ritos, sus fiestas y demás manifestaciones culturales tienen un carácter estrechamente relacionado con la naturaleza y con los aspectos biológicos y sociales del grupo. Sus canciones y relatos giran en torno al mar, los animales y las antiguas hazañas de héroes y guerreros. Al no haber sido evangelizados formalmente en la época colonial, carecen de los elementos católicos que se encuentran en otros grupos indígenas.

En el pasado remoto la sociedad estaba organizada en seis bandas: guaymas, upanguaymas, tastioqueños, seris o tiburones, tepocas o salineros y un grupo montañés. Cada banda constaba de varias familias extensas y a su vez se dividía en secciones, que eran exógamas, mientras que la banda era endógama. Hoy la tribu se divide en mitades. Cada una a su vez en tres secciones. Los varones de una mitad y sección o familia solamente pueden desposar a las mujeres de la otra mitad y también determinada sección. Así, los nacimientos están controlados. Ejemplo: varones de la mitad I, sección A, sólo pueden procrear con las mujeres de la mitad II, sección D. Mitad I, secc. B, con mitad II, secc. E. Mitad I, secc. C, con Mitad II, secc. F. Existe el control de embarazos por medio de la medicina tradicional. Y existe también la institución del matrimonio a prueba: los jóvenes amantes cohabitan a prueba durante un año; sólo si hay compatibilidad, se casan.

serisLa población, desde los años 40 del siglo pasado se hizo sedentaria en dos comunidades, aunque conserva muchos rasgos del viejo seminomadismo. Una institución llamada Kimousing establece que si dos individuos se encuentran, el que tenga mayores bienes (comida, ropa, armas, etc.) debe darle la mitad al otro. De ese modo existe el reparto igualitario de cualquier incipiente propiedad, lo que es propio del comunismo primitivo. En larga conversación con don Roberto Thompson, Jefe Supremo de la Tribu, se puso de manifiesto la melancolía de la tribu por el pasado perdido, las viejas costumbres, las instituciones, la franca hermandad. Ahora un hombre podía comprar un vehículo y su vecino pobre lo envidiaba hasta la enemistad y el rencor. La vieja solidaridad de la Isla del Tiburón había desaparecido en alta medida.

Sus principales fiestas siguen siendo las de la pubertad, la celebración del inicio del año nuevo seri y el término de la elaboración de una canasta del tipo saptim. Anteriormente, cuando todavía había tortugas de siete filos (tortugas laúd) en el Golfo, también había fiesta especial cuando se traía viva a una de ellas al campo. Para sus ceremonias emplean sonajas de hojalata (ziix haqueenla); los zumbadores de madera ahora se ven raramente. Los seris han conservado mucho de su música autóctona, lo cual los distingue de casi todos los otros grupos étnicos de México. La música instrumental y la mayoría de los instrumentos tradicionales no siguen en uso, pero las canciones siguen siendo una parte importante de la cultura seri moderna. Hay varias clases de canciones, pero no todas son bien representadas actualmente, y algunas se prestan más a presentaciones públicas. Las más interesantes se cantan en situaciones privadas.

La pesca es la actividad económica fundamental y proporciona al seri ingresos muy superiores a los de la mayor parte de los grupos indígenas del país, los que invierte, sobre todo, en la adquisición de vehículos y su mantenimiento y en la compra de artículos suntuarios. Se dedican además a actividades mecánicas. La elaboración de artesanías, para el mercado turístico es una actividad económica importante en la actualidad. Los hombres seris han aprendido el tallado en madera. Confeccionan esculturas zoomorfas estilizadas, que representan animales marinos y terrestres hechas con corazón de mezquite y palo-fierro con alta demanda en el mercado. Son pescadores, artesanos, cazadores y recolectores de frutos del desierto. Desde pequeños, recolectan materiales, como son conchas, caracoles, flores, semillas, fibras, maderas y vértebras de víbora y tiburón. Los frutos del desierto que consumen son: la jojoba, las tunas de choyas, las pitahayas y ostras en la playa. Según la filosofía seri, si ellos tocan un objeto, su esencia se les transmite, convirtiéndose en su pertenencia, por lo cual no lo desecha como basura.

serisSin embargo, el mundo indígena quedó, ante el contacto forzado con Occidente, en una situación de insuperable degradación: por un lado va perdiendo su cultura ancestral porque tiene que aprender el lenguaje, las costumbres y leyes del conquistador, a pesar del arraigo de identidad que tienen los protagonistas indígenas, quienes conservan sus propios usos y costumbres, pero que también éstos significan obstáculos para su movilidad dentro del nuevo mundo impuesto. Por otro lado, los rasgos culturales de Occidente son asumidos con torpeza. La situación de insuperable degradación antedicha, es la terrible tragedia indígena de México. Los indígenas se vuelven ajenos y extranjeros en su propia tierra. Su vestimenta y su índole se tornan raros y exóticos. A la vez se sienten incómodos al uso de los objetos y reglas europeas. Esta tragedia indígena quedó sin embargo incorporada a la cultura nacional y es un obstáculo en las tentativas de desarrollo y modernidad del país. Porque la cultura, como dijo bien André Bretón, son vasos comunicantes.

Mayores informes:
Comisión de Fomento al Turismo del Estado de Sonora
Comonfort s/n Av. Cultura y Blvd. Paseo Río Sonora
Col. Villa Seris Hermosillo, Sonora C.P. 83280
Tel. 01 (662) 289.58.00
Lada sin costo. 01.800.716.25.55
Web: http://visitsonora.mx
Facebook: Visit Sonora
Twitter: @VisitSonora
Instagram: @visitsonora

 

Por: Jess Chilián
Fotos: Natura Film Group

 

 

Publicado en: Etnias. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.