Indígenas de Baja California, identidad y cultura

Por: Cortesía de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

can_etn_gruposetnicosbc01En la parte norte del territorio de Baja California, específicamente en los Municipios de Ensenada, Tecate y Mexicali, se asientan cinco grupos indígenas que tienen un origen común. De acuerdo con el sitio ocupado en el territorio, las etnias bajacalifornianas reciben distintos nombres; así los cochimí y kumiai son llamados habitantes de la meseta; los cucapá son conocidos como rieños y los paipai y kiliwa reciben el apelativo de serreños. El clima de la región es seco y extremoso. En la costa, la altitud oscila de los cero a los 500 msnm, en tanto en la serranía llega a alcanzar hasta 2000 msnm. El suelo es árido y semiárido con una vegetación de donde predominan los matorrales dispersos.

Cucapá
Los cucapá se autonombran “es-pei” y quiere decir “gente de agua”, viven en las vegas del río Colorado o Hardy, al sur del Valle de Mexicali, en las localidades El Mayor Indígena, Pedro Cervantes, Colonia Carranza y los ejidos de Zacatecas, Durango y Nuevo León. Existen otras dos áreas territoriales de menor importancia poblacional: una en la Poza de Arvizu, Municipio de San Luis Colorado, en Sonora y otra en las reservas de Somerton, Estados Unidos. En el último censo se registró un total de 178 habitantes de este lengua, de los cuales 82 habitan en Baja California y 94 en Sonora. Forman parte del grupo de pueblos yumanos. En el portal de la Unesco la lengua cucapá está listada como una lengua en peligro de extinción

El explorador español Fernando de Alarcón fue el primer europeo en mencionar a los indígenas del río Colorado en 1540. En 1605 había unos 22 000 indígenas en la región del río Colorado, en 1827 hay un reporte de que unos 5000 indios vivían en el área. La dramática disminución de su población ha estado ligada a la baja en el caudal del Río Colorado, además de las dificultades crecientes para pescar libremente en los lagos y lagunas restantes. Originalmente los Cucapá eran cazadores y recolectores de los frutos abundantes que encontraban en los márgenes de los ríos que estaban en su territorio (péchitas, quelites, una especie de arroz, zacate acuático, etc.) Con las pieles de los animales elaboraban vestidos y cobijas, además de cubrir sus casas tradicionales. La carne la consumían en grupo. Con la llegada de los conquistadores y mediante la intervención de los misioneros aprendieron a cultivar maíz y calabaza, los que agregaron su dieta habitual.

can_etn_gruposetnicosbc02Cochimí
Los cochimí, conocidos también como diegueños o laymon, se autonombran en su lengua “M’ti-pa”, ocupan las mesetas costeras de los municipios de Tecate, Tijuana y Ensenada; sus principales núcleos de población están en las localidades de La Huerta, Ojos Negros, Peña Blanca y Español de Manteca. En el XII Censo General de Población y Vivienda, se registró un total de 82 habitantes cochimí, 80 de los cuales se encuentran en Baja California. Desde el primer contacto con los europeos hace 300 años, los cochimíes han ocupado la parte central de la península de Baja California. Originalmente no existían grandes asentamientos y eran básicamente nómadas.

Los guamas o hechiceros tenían un lugar importante en la cultura original, en la que no existía ni la escritura, ni manifestaciones artísticas formales. Vivían de la recolección y la pesca, y no practicaban la agricultura ni poseían ganado. Uno de sus mitos decía que provenían del norte, desde que sus antepasados fueron vencidos en una gran contienda y habían huido hacia el sur al ser perseguidos por sus vencedores, refugiándose en las montañas de la Península de Baja California. Conocían la existencia de los pobladores de la Península anteriores a ellos que eran de mayor estatura y que habían pintado en las cuevas, figuras de animales y hombres. Pero no daban razón de ellos ni de su extinción. Dividían el año en seis partes, la primera la llamaban mejibó, transcrita también como meyibó, que es la temporada de las pitahayas y “la estación de las Flores” o “La estación de la abundancia”. Este período del año era para ellos el tiempo más alegre y apreciable; comprendía parte de lo que actualmente es julio y agosto.

Kiliwa
Los kiliwa se denominan a sí mismos “ko’lew” que significa “hombre cazador”, sus principales asentamientos están en las rancherías localizadas en el área conocida como Arroyo de León y en algunas comunidades como Santa Catarina, conviven con miembros del grupo paipai. Las actividades productivas de la población indígena originaria de la entidad dependen, por un lado, de las condiciones del terreno ocupado y los recursos naturales que les proporciona su entorno y, por otro, el desarrollo de las actividades agropecuarias e industriales en tierras o poblados vecinos. En general, todos se dedican a las labores agrícolas y ganaderas dentro de sus propios terrenos o contratándose como jornaleros en los pueblos cercanos. La vivienda tradicional se construye aprovechando los materiales de lugar, tales como mezquite, álamo, sauce, chamizo, carrizo y cachanilla. Los servicios de electricidad, drenaje y agua entubada son deficientes. Todos los asentamiento indígenas se encuentran comunicados a través de caminos de terracería, brechas y caminos rurales que conectan a la red carretera federal.

can_etn_gruposetnicosbc03Kumiai
Este grupo indígena se llaman a sí mismos “ti’pai” y se ubican en las mesetas costeras y estas distribuidas en tres áreas territoriales: los de San José de la Zorra, Municipio de Ensenada y los de Neji y El Álamo, Municipio de Tecate. Su lengua también conocida como kamia, kmuyai o kemiaia también se encuentra en peligro de extinción. La actividad artesanal es muy importante por las aplicaciones culturales que, conlleva, aunado al hecho de que durante los últimos años las mujeres la han considerado importante fuente de ingresos. Las mujeres k’miai elaboran cestos de junco tejidos de sauce, llamando shicuin a los recipientes con tapadera, sawil al plato abierto y jilu al cesto cerrado.

Paipai
Este grupo se asienta en las Sierras de Juárez y San Pedro Mártir, en el Municipio de Ensenada, con tres localidades importantes: Santa Catarina, Jamao y San Isidro. Se autonombran “akwa’al ala”. Están emparentados con otras tribus de origen Yumano que también habitan en la región. Aunque anteriormente se dedicaban a la pesca del abulón, la reducción de sus territorios y la declaración el delta del río Colorado como reserva de la biósfera han puesto fin a esta actividad. En la actualidad, la mayor parte de los paipai que permanecen en su territorio tradicional se dedican a la ganadería y a la explotación de los productos naturales que brinda la tierra. Producen artesanías de ixtle y otras fibras que obtienen de las especies vegetales de la región. Las nuevas generaciones suelen ser renuentes al uso de su lengua materna, el idioma paipai. A inicios del siglo XXI, viven en los municipios de Ensenada y Tecate unos cuatrocientos miembros de esta tribu yumana. De ellos, apenas dos centenas hablan la lengua paipai. Como en el caso de sus parientes culturales de la región californiana, sobre la cultura paipai pesa la amenaza de la extinción en el corto plazo.

Mayores informes:
Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas
Av. México Coyoacán n°343, Col. Xoco,
Delegación Benito Juárez, México D.F. C.P. 03330
Tel. (55) 9183.21.00
Web: www.cdi.gob.mx

Publicado en: Etnias. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

2 Respuestas a Indígenas de Baja California, identidad y cultura

  1. Apolinar Rucobo comentó:

    Que agradable historia me gustaria saber de algun audio o estudio basico de esta lengua como nombraban cosas o algun audio con traduccion ect…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.