Expondrán los primeros pasos de los agustinos en la Nueva España

Por: Cortesía del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

  • La muestra está integrada por veinte piezas, principalmente esculturas y reproducciones fotográficas de las colecciones del INAH.
  • Culhuacán fue uno de los espacios que inicia con los 300 años de vinculación con Europa, y por ende, con el proceso de evangelización.

rec_inah_exposicionagustinos01Veinte obras escultóricas y plásticas, entre las que figuran un Cristo elaborado en caña, San Agustín, San Juan Evangelista y dos copias facsimilares de catecismos, podrán apreciarse en La cruz y la piedra: primeros pasos de los agustinos en Nueva España, exposición que se inaugurará este 9 de diciembre en el Ex Convento de Culhuacán. El propósito de la exhibición es mostrar el inicio de la evangelización en los territorios recién conquistados, bajo la responsabilidad de las órdenes mendicantes, en este caso, de los frailes agustinos. Culhuacán fue uno de los lugares que inició con los 300 años de vinculación con Europa y, por ende, con el proceso de evangelización, detallaron en conferencia de prensa Carmen Mendoza y Ana Graciela Bedolla, quienes realizaron la investigación de este proyecto y el guion temático.

Ana Graciela Bedolla dijo que los agustinos llegaron a la Nueva España en 1533. El proceso comenzó con capillas construidas sobre templos destruidos, en los grandes centros ceremoniales y en los pequeños calpullis. El Convento de Culhuacán se comenzó a edificar a mediados del siglo XVI. La muestra la conformarán veinte piezas originales, principalmente de esculturas, y reproducciones fotográficas, pertenecientes a las colecciones del INAH: Museo Nacional del Virreinato, Ex Convento de Acolman y Culhuacán, Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, Museo Regional Cuauhnáhuac (Palacio de Cortés) y el Museo de El Carmen.

Se dividirá en cinco temas. La fragua aborda los antecedentes que propiciaron el viaje de los españoles a América. Oro, gloria y evangelio alude a la consigna de Hernán Cortés con la que convenció a sus compañeros a aventurarse en tierras desconocidas, a la llegada de las órdenes religiosas y al sometimiento de los indígenas. Transformación de un territorio sagrado se refiere al altepetl (región donde residía la pareja de nobles de mayor jerarquía) y sus calpullis (instituciones indígenas sobre las que se apoyó el nuevo orden colonial), convertidos en pueblos de indios y sus barrios; y a la imposición de creencias y prácticas. Pugnas, negociaciones y leyes describe las contradicciones entre el clero secular y el regular, entre los conquistadores y la Corona. Fe, esperanza y caridad expone las ideales y preceptos de la orden, su expansión en Nueva España y el caso de Culhuacán.

La obra
Las investigadoras explicaron que entre las piezas se encuentran una escultura de un Cristo de caña, una de San Agustín, otra de San Juan Evangelista, y una pintura de la Santísima Trinidad. Carmen Mendoza dijo que el Cristo de caña sintetiza el encuentro de dos culturas. La pasta de caña era una técnica que desarrollaban los purépechas para hacer figuras con éste y otros materiales. Con la llegada de los religiosos, empezaron a hacer figuras enormes de pasta de caña de poco peso. Muchas iglesias y conventos se nutrieron de ellos, que mandaban a hacer, mezclando la simbología cristiana con una técnica prehispánica que fue muy sintomática del siglo XVI. San Agustín representa el origen de la orden agustina, devota del convento. Agustín de Hipona: santo, cura y doctor de la Iglesia católica del siglo IV, fue reconocido como padre de la Iglesia y empezó con la filosofía del retiro, la oración y meditación, regla en que se basa dicha orden.

rec_inah_exposicionagustinos02San Juan Evangelista es el santo destinado al Convento de Culhuacán durante el reparto de tierras que hicieron los europeos durante la evangelización. El Culhuacán prehispánico era parte de un señorío formado por Mexicaltzingo, Iztapalapa, Churubusco y Culhuacán. A estos señoríos les quitaron los dioses prehispánicos y les asignaron una advocación para identificarlos. A Iztapalapa: San Lucas; a Mexicaltzingo, San Marcos; a Churubusco, San Mateo, y a Culhuacán, San Juan Evangelista, de ahí el nombre: Ex Convento Agustino de San Juan Evangelista. La Santísima Trinidad, única pintura de la muestra, representa uno de los acuerdos más importantes del Concilio de Trento (1545), donde se dieron cita protestantes y la alta jerarquía católica para el reconocimiento del Papa como máxima autoridad, la validez de la Santa Inquisición y la existencia de la Santísima Trinidad.

También se expondrán copias facsimilares de los catecismos (uno traducido por Miguel León-Portilla y otro atribuido a Fray Pedro de Gante, uno de los tres franciscanos que llegaron con Hernán Cortés), que muestran la Crucifixión de Cristo por medio de dibujos, al estilo del códice prehispánico. Una armadura del siglo XVI simboliza la fuerza militar española. De las reproducciones fotográficas sobresalen imágenes de San Francisco de Asís, Santo Domingo y Xochipilli (dios mexica del amor, la danza, las flores, el canto, la alegría, el placer, la danza y las canciones), sustituido en el proceso de evangelización por San Isidro Labrador, de quien también se exhibe una imagen.

Proceso de evangelización
En la exposición se muestra a la comunidad de Culhuacán parte de sus raíces para poner a su alcance su propia historia. De esta manera, se refieren a la construcción de los conventos con el trabajo y materiales aportados por los naturales y las actividades que se desarrollaron para su pronta conversión a la fe cristiana, como catequizar, enseñar y aprender lenguas y oficios, hasta la edificación de un molino de papel, como ocurrió con el Convento de Culhuacán. En 1530, en este recinto se fundó el Seminario de Lenguas de San Juan Evangelista. El objetivo era enseñar a los indios la religión cristiana. Tal actividad —da a conocer Marcela Montellano Arteaga, investigadora del INAH, en su tesis “El Molino de Papel de Culhuacán”— requirió la elaboración de libros (misales, salmos, catecismos, entre otros artículos), necesarios para facilitar a los indígenas la compresión de la nueva religión, y a los españoles aprender el náhuatl.

rec_inah_exposicionagustinos03A manera de códices se pintaron los primeros libros en hojas de papel amate. La tarea requería grandes cantidades de papel que no se podían abastecer desde España, por lo que en los terrenos del convento, por las condiciones geográficas y la caída de agua para obtener energía hidráulica, en 1580 construyeron un molino de papel, gran obra de ingeniería para la época en la Nueva España. La cruz y la piedra: primeros pasos de los agustinos en Nueva España está planeada para viajar a ex conventos del INAH. Comenzará en Actopan, estado de Hidalgo; proseguirá en Acolman para dar cuenta de lo acontecido en el actual Estado de México, y finalmente recorrerá los de Santa María Magdalena, en Cuitzeo (Michoacán), y de San Agustín, en Yuriria (Guanajuato). En este recorrido, la muestra se enriquecerá con la obra del lugar y las experiencias históricas que los agustinos llevaron a cabo en cada territorio. Se pretende que en cada lugar permanezca tres meses.

En la inauguración participará el grupo Alebrije Teatro, Ideas en Escena, con la obra De la cruz a la piedra, bajo la dirección del maestro Cayetano Martínez Cordero, egresado del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena, de la maestra María Luisa Martínez Medrano, proyecto de alcance internacional de hacer teatro con indígenas y formar maestros. El texto se basa en los puntos centrales de la muestra y podrá apreciarse los domingos de enero, febrero y marzo, y 3 de abril a las 12 horas. Participará el coro polifónico de la compañía de Enharmonía Vocalis, con música de la época, popular y de negros. En la conferencia de prensa estuvo presente Miriam Hernández Hernández, directora del recinto, quien anunció que la inauguración de la muestra será el 9 de diciembre a las 19 horas, en las instalaciones del Ex Convento de Culhuacán (Morelos 10, colonia Culhuacán, delegación Iztapalapa, Ciudad de México). La exhibición permanecerá abierta al público hasta el 31 de marzo de 9 a 17 horas. La entrada es libre.

Mayores informes:
Instituto Nacional de Antropología e Historia
Insurgente Sur 421, Piso 8. Col. Hipódromo
Del. Cuauhtémoc. C.P. 06100, México, D.F.
Tel. 01 (55) 4040.43.00 / 4040.46.90
Web: www.inah.gob.mx
Facebook: INAH
Twitter: INAHmx

Publicado en: Recomendaciones. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.