El mejor acompañante en estas Fiestas Patrias: El Tequila

Por: Jess Chilián
Fotos: rutamxo.com

La conmemoración de la Independencia de México va invariablemente de la mano con la realización de encuentros y reuniones para celebrar y compartir lo nuestro. En estas fiestas, en donde la identidad nacional aflora, destaca la presencia del Tequila, nuestra “bebida nacional”, embajadora de México ante el mundo, que continúa ocupando el primer lugar en el consumo de bebidas alcohólicas. El Tequila es un aguardiente elaborado en México, mediante la destilación del mosto fermentado que se obtiene del corazón del mezcal. De todos los mezcales que se producen en nuestro país, sin duda el más famoso es el de la región de Tequila, al noroeste de Guadalajara, Jalisco.

La diferencia entre el tequila y otros mezcales radica en que se fabrica industrialmente, con normas de calidad y tiene una denominación de origen. Desde los tiempos prehispánicos y aún después de la conquista, el agave azul prestaba enormes servicios a los pobladores, ya que distintas partes de esta planta eran aprovechadas para construir techumbres y fabricar agujas, clavos, cuerdas y papel; sus pencas secas se usaban como combustible y de las cenizas se elaboraba jabón.

En aquel tiempo, las tribus civilizadas de la región de Chimalhuacán utilizaba el maguey de Tequila para preparar miel o bebida alcohólica. La planta del maguey era aprovechada en su totalidad, ya que de las hojas se extraía una fibra que usaban sus tejidos y del tronco obtenían un alimento azucarado. En realidad el tequila tal como lo conocemos hoy, se debe al proceso de destilación que introdujeron los españoles. Anterior a este proceso, los indios tiquilas fermentaban el mexcalli al macerarlo con agua. Después de días de reposo se convertía en una bebida alcohólica utilizada para sus rituales.

A partir de 1950 se incorporaron mejoras tecnológicas en su producción, este esfuerzo ha colocado al tequila en la boca de muchos consumidores tanto nacionales como extranjeros. Hoy día los campos agaveros, comprenden una gran franja central del paisaje jalisciense. La industria comprende a unas 200 mil personas satisfechas de ofrecer al mundo una bebida cabalmente mexicana. La materia prima utilizada para la elaboración del tequila es: agave azul Tequilana Weber. Esta materia prima es la fuente de carbohidratos que mediante el proceso de fermentación serán convertidos en alcohol etílico. El proceso para la elaboración de esta magnífica bebida es:

El Agave Tequilana Weber variedad Azul, (en lo sucesivo “agave”) es recibido y pasado a través de la sierra eléctrica para ser partido en dos y después es transportado hacia el patio que corresponde a un almacén temporal del mismo. Una vez cortado, el agave es introducido a las autoclaves, (recipientes de acero inoxidable) en donde se lleva a cabo la hidrólisis de los azúcares mediante el cocimiento del mismo con vapor a una presión de 1.2 Kg/cm2, durante 4 horas, permaneciendo el agave por un tiempo total de 18 horas a una temperatura aproximada de 105°C. El agave cocido es pasado a través de una desgarradora, con el objetivo de disminuir su tamaño, es decir de aquí se obtiene el agave en forma de fibra (todavía no hay extracción de jugo)

El agave anteriormente mencionado es pasado a través del molino, en donde se extrae el jugo de mezcal. Para facilitar dicha extracción y evitar pérdidas de azúcares en la fibra se inyecta agua a presión directamente a la fibra (enjuague) El jugo de Mezcal es colectado en las tinas de preparación de mostos, aquí se agrega la levadura (microorganismo responsable del proceso de fermentación) adaptada ya al medio desde un día anterior.

Una vez preparados, los mostos son bombeados a la sala de fermentación, donde permanecen aproximadamente 72 horas (esto se realiza en volumenes de 30,000 lts.) Una vez terminada la reacción de fermentación, el mosto es cargado en las columnas de destilación para su “destrozamiento” o primera destilación. Como producto de esta primera destilación se obtiene el “Ordinario”, que es recolectado en un tanque especial. El Tequila obtenido, es almacenado en cualquiera de los tanques destinados para este propósito. De estos tanques el Tequila es pasado a diferentes tipos de barricas, dependiendo del Tequila que se quiera obtener. Esto es el proceso, de elaboración es el mismo para todos los Tequilas, de tiempo de reposo, el tipo de barrica y el volumen de la barrica dependen las características del Tequila que se va a obtener y la marca con que éste se comercialice.

Una vez concluido el tiempo de reposo, el tequila es liberado por las autoridades competentes y es pasado al área de dilución. Dicha dilución se realiza con agua destilada, quedando el producto a una graduación alcohólica de 38% volumen. Una vez diluido, el Tequila es filtrado y dirigido hacia un tanque receptor de la línea de envasado, el Tequila es almacenado  en cajas y estibado en tarimas. Jalisco cuenta con muchas opciones para conocer el proceso de Elaboración del Tequila así como diversas opciones de diversión derivadas de esta famosa bebida. Así recorre las zonas agaveras en el Tequila Express, visita Mundo Cuervo y sobre todo no dejes de dar una vuelta por el pueblo de tequila que tiene diversas atracciones que podrás disfrutar.

Mayores informes:
Secretaria de Turismo del Estado de Jalisco
Morelos n° 102 Plaza Tapatía. Col. Centro
Guadalajara, Jalisco C.P. 44100
Tel. 01 (33) 3668.16.00
Web: http://visita.jalisco.gob.mx
Facebook: Jalisco es México
Twitter: @JaliscoesMexico

Publicado en: Hecho en México. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.