El Carnaval en México, fiesta popular de carácter lúdico y religioso

Por: Jess Chilián
Fotos: Natura Film Group

can_trad_carnavalmex01 Un carnaval es una celebración pública que tiene lugar antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable (desde finales de enero hasta principios de marzo según el año), y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. Por extensión se llaman así algunas fiestas similares en cualquier época del año. A pesar de las grandes diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol. El carnaval está asociado principalmente con el catolicismo, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes usualmente no celebran el carnaval o tienen tradiciones modificadas.

Los etnólogos encuentran en el carnaval elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como las que se realizaban en honor a Baco, el Dios del vino, las saturnales, las celebraciones dionisíacas griegas y romanas (Bacanales), las fiestas andinas prehispánicas y las culturas afroamericanas, siendo traído a América por los navegantes españoles y portugueses que nos colonizaron a partir del siglo XV. Algunos autores consideran que para la sociedad rural, fuertemente estructurada por el cristianismo, el tiempo de “carnestolendas” (con este nombre se define el conjunto de los tres días que preceden al Miércoles de Ceniza, es decir a la Cuaresma, en los que se produce una celebración anual de la vida conocida como Carnaval) ofrecía mascaradas rituales de raíz pagana y un lapso de permisividad que se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma.

La festividad contemporánea conocida como el Carnaval pudo haber tenido su origen en la necesidad de consumir todas las carnes y los productos animales como los huevos y la mantequilla antes que comience periodo de la Cuaresma. Según la tradición católica, durante la Cuaresma no se deben comer carnes, sino solo pescados y verduras. Es una fiesta popular de carácter lúdico. Los católicos durante la cuaresma no deben comer más que pescado y verduras, no grasa. El sábado anterior al miércoles de ceniza es cuando la mayoría de los pueblos festeja el carnaval.

Los sueños en su afirmación más sencilla son la realización de deseos. ¿Quién no ha soñado alguna vez que es otro, que vive una vida que no corresponde a la que lleva, que posee todo aquello que desea pero que en realidad no tiene? Desde el niño más pequeño hasta el anciano, en todos los confines de la tierra, de todos los colores, de cualquier condición social, en diversos idiomas, los seres humanos soñamos, deseamos trascender a nuestro corto trayecto por la vida. Así, todos los pueblos desde tiempo inmemorial, han tenido la necesidad de enterrar a sus muertos, con ritos particulares a cada cultura, constatar de ese modo su paso por el mundo.

can_trad_carnavalmex02De la misma manera los ritos de la vida, que se convierten en tradiciones, hacen que los pueblos canten, bailen y se reúnan colectivamente para festejar el estar presentes, ser parte de la especie humana y trasmitir con sus costumbres su identidad. Los carnavales facilitan la realización de estos deseos, hacer realidad los sueños, al menos por unos días olvidar quienes somos. Entonces nos colocamos máscaras, disfraces, inventamos historias, y somos libres. Damos rienda suelta a la energía vital. No dejar que se pierda el pasado, porque mientras no se olvide, mediante los ritos a quienes ya no están, los mantenemos vivos. Los carnavales son los herederos de los ritos de iniciación de la primavera.

Las primeras culturas sedentarias fueron agrícolas. Es por ello que festejaban el florecimiento del mundo, y lo siguen haciendo. En México los carnavales son un pretexto para divertirse y experimentar la abundancia. Se baila hasta el amanecer, se escucha música en vivo, se come mucho, se ríe hasta que duela el estómago, las calles de los pueblos y las ciudades se convierten en el escenario de una gran fiesta de la cual todos pueden formar parte.

Cuando los españoles conquistaron éste país trajeron consigo infinidad de costumbres, vestimentas, animales, religión, idiomas diversos a los existentes. Los indígenas sojuzgados por los conquistadores, admiraban y odiaban éstas costumbres. Con los años fueron amalgamándolas. En el siglo XVI, los criollos, hijos de españoles nacidos en México formaban también un grupo que poblaba el país con costumbres ya diferentes a las de sus progenitores. Durante la Colonia y con el advenimiento del clero, las costumbres volvieron a cambiar. Las reglas se hicieron estrictas. Había prohibiciones en la religión y en la vida cotidiana. La pomposidad que manifestaba el clero en su vestimenta y las celebraciones religiosas y civiles era prodigiosa.

Así que las fiestas anteriores a la cuaresma,  que culminan el martes anterior al miércoles de ceniza se multiplicaron en todo el país. El clero intentó prohibirlas, pero la necesidad de distensión era más fuerte que cualquier ley. Hasta nuestros días las fiestas de carnaval se llevan a cabo en todo el país. Son muestra del sincretismo cultural, de la mezcla de tradiciones indígenas y europeas, estos festejos reflejan el espíritu alegre y burlón de los mexicanos. Se dice que los antiguos habitantes del país realizaban fiestas en la que satirizaban a sus patrones españoles, mofándose de su forma de vestir, de hablar y de su estilo de vida en general.

can_trad_carnavalmex03Los carnavales mexicanos inician con la “quema del mal humor”, en la cual un personaje poco querido por la comunidad es reducido a cenizas. Con él se van también el mal humor y las preocupaciones. Se llevan a cabo entre febrero y marzo, justo antes de la cuaresma, un periodo de recogimiento y reflexión. Disfruta del Carnaval de Veracruz con desfiles y danzón; vive entre huehues y catrines el Carnaval de Tlaxcala; al ritmo de tambora el Carnaval de Mazatlán; con danzas y tradiciones únicas el Carnaval de Campeche; disfruta de la fiesta de los chinelos en el Carnaval de Morelos; baila mambo, salsa y cumbia en el Carnaval de Mérida o conoce el Carnaval de Cuernavaca… ¡Acude a ellos y forma parte de las fiestas más alegres de México!

Desde la fría Finlandia hasta la templada África; Angola, Mozambique, Cabo Verde. Toda Europa, Asia, América, Australia, festejan carnavales. Y no únicamente en las grandes ciudades, también en casas, aldeas y pequeños pueblos. Desde los primeros pobladores de la tierra, hasta la actualidad. Y ¿por qué? porque necesitan conservar su identidad, trasmitir su historia de una manera viva, presente, actual.

Publicado en: Tradiciones. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.