Deshilados, obras de arte en tela blanca

Por: Jess Chilián
Fotos: Natura Film Group

deshiladosEn Aguascalientes la artesanía ocupa un lugar muy especial por ser parte de nuestra cultura y se produce en abundancia. En la vida diaria empleamos artesanías que hablan de la sensibilidad artística, creadas por la inspiración y sensibilidad de personas que las elaboran para satisfacer necesidades de tipo social y también como una fuente de vida. A pesar de ser una ciudad enfocada en sus últimos años a la industria y al comercio Aguascalientes sigue conservando las tradiciones que la engrandecen, pero sobre todo las bellas artesanías que aquí se elaboran y cuya base del estado giran en torno a la industria del vestido, esencialmente a los deshilados y los bordados que han alcanzado reconocimiento mundial y que ya forman parte del patrimonio cultural de los aguascalentenses.

Del período de independencia y de la reforma se tienen pocas noticias pero a finales del siglo XIX las artesanías prehispánicas, se conjugaron con las de origen europeo como la cantería, el modelado en madera, los textiles, el cultivo del gusano de seda y el deshilado, que a decir de algunos informantes, fue introducido en la región de Calvillo por algunos soldados franceses que se quedaron a vivir en estas tierras después de la invasión; cabe mencionar que éstas manifestaciones siguen  prevaleciendo, en el territorio de lo que es hoy Aguascalientes, sobretodo en el occidente, norte de Jalisco y la zona de los cañones de Zacatecas.

El Deshilado es una fina artesanía laboriosamente trabajado por las mujeres de Aguascalientes que forma parte del patrimonio cultural del Estado. Se cree que llegó a estas tierras junto con las primeras pobladoras hispanas de la región, que se inspiraban a su vez en los antiguos deshilados de Flandes y Venecia, sin embargo las mujeres indígenas y mestizas pobladoras de este hermoso Estado, adoptaron esta técnica de bordado para recrear el mundo de aves, flores, frutas  y demás representaciones del mundo que las rodeaba.

deshiladosSe cree que el deshilado surge en el occidente del estado, en la región de Calvillo, debido a la influencia de los franceses que se quedaron después de la invasión, hipótesis que no se ha sustentado documentalmente, no obstante se cree que el surgimiento de los deshilados proviene de la influencia española, sobretodo de la influencia de Las Islas Canarias, y el sedimentarismo social  de la tradición ibérica y belga. A finales del siglo XIX con la incursión del ferrocarril como medio óptimo de transporte, la sociedad aguascalentense comienza un proceso de socialización con los viajeros del caballo de acero; y en este proceso comienzan a ser valorados los productos de la tierra en un intercambio desigual de mercancías, pero que conllevaba una inusitada demanda de productos.

La artesanía del deshilado se fue extendiendo paulatinamente de la ciudad a las pequeñas comunidades, especialmente a “La Labor” en el municipio de Calvillo, en donde actualmente, en medio del aroma de las guayabas, se puede observar a las mujeres, en pequeños grupos, deshilando y bordando sus blancas telas a las puertas de sus casas. El deshilado se aprende de generación en generación, de madres a hijas, cuya creatividad queda plasmada en lo que podríamos llamar, sin temor a exagerar, verdaderas obras de arte para el uso cotidiano.

El deshilado pertenece a ese mundo donde lo útil no esta reñido con lo bello, es así como la intrincada red de hilos y creatividad que constituyen los bordados y deshilados aguascalentenses, han favorecido el reconocimiento mundial para nuestras mujeres, destacándose primordialmente los resultados de sus manos y espíritus y los cuales se ven reflejados en cada paso de esta estampa. El deshilado no se aprende consultando libros o revistas, ni existen escuelas que lo enseñen. Se aprende de generación en generación, de madres a hijas, cuya creatividad queda plasmada en lo que podríamos llamar, sin temor a exagerar, verdaderas obras de arte para el uso cotidiano.

deshiladosEsta bella tradición es aprendida de generación en generación, por lo que tienen un valor agregado incalculable, puesto que cada prenda elaborada tiene esencia e historia propia. Esta actividad se acentuó entre las familias de Aguascalientes como una actividad placentera para los ratos de descanso una vez terminadas las tareas hogareñas. Blusas, manteles, servilletas, rebozos, juegos de baño, vestidos, ropones, tortilleros, cortinas, carpetas y otros artículos de uso cotidiano son los hermosos objetos que las artesanas hidrocálidas ofrecen a propios y visitantes y en las que se conjuga un trabajo muy elaborado además de la creatividad que plasman en cada prenda de las que nos debemos sentir orgullosos y decir desde lo profundo de nuestro corazón: «Hecho en Aguascalientes».

Mayores informes:
Secretaria de Turismo del Estado de Aguascalientes
Av. Aguascalientes Norte n° 612, Fraccionamiento Pulgas Pandas
Aguascalientes, Aguascalientes C.P.20138
Tel. 01 (449) 915.95.04
Lada sin costo: 01.800.949.49.49
Web: www.vivaaguascalientes.com
Facebook: Viva Aguascalientes
Twitter: @Aguascalientes
Instagram: @aguascalientes_

Publicado en: Hecho en México. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.