Consiente a tu estómago en Querétaro

Por: Cortesía de Media Promotions Group.

rec_mpg_gastronomiaqro01Hace mucho tiempo los españoles llegaron a México. Dejaron a sus amigos, sus casas y sus tierras por buscar riqueza en un lugar desconocido. El viaje fue duro, la llegada peor. En todos los lugares a donde voltearon encontraron plantas ignotas, animales raros y personas de tez morena que los miraban sin cesar. Tanta extrañeza los puso nostálgicos y pensaron que la mejor manera de sentirse mejor era comer como lo hacían en su país. Entonces, los conquistadores les enseñaron a los indígenas a hacer pan, los sacerdotes les mostraron la forma de hacer vino, importaron aceite de oliva; hicieron quesos con vacas españolas y probaron las carnes de todos los animales que encontraron.

Los indígenas no querían dejar de comer calabaza, maíz y chile. El resultado no pudo ser otro: huevos de hormiga con aceite de oliva, pollo con mole, camote con azúcar y leche; pan de maíz, calabaza y nuez. Ésta es la exótica comida queretana. Si un día te atrevas a darle una mordida a un taco escamoles (huevos de hormiga) o a sopear un pan con piloncillo en atole blanco vas a probar años de mestizaje y sobre todo, vas a conocer el sabor de una cultura que ha sido mezcla y unión. Resalta la variedad de platillos que combinan ingredientes como el nopal. Se pueden degustar quesos, carnes secas, atole de teja, el zacahuil; o bien, las tradicionales enchiladas queretanas.

Pan de Pulque
Como ícono de la panadería queretana, se asoma el pan de pulque. El secreto de esta joya horneada radica en el gusto por lo simple. Su receta narra historias ancestrales y mejora exponencialmente al ser horneado en horno de piedra. Cuando se acompaña de un poco de mantequilla, y azúcar, el café mañanero cobra un nuevo sentido. Encuéntralo en los mercados de los municipios de Amealco, Tolimán y Jalpan.

La Mariposa
Venir y comer en la Mariposa, podría causarle un trastorno de identidad en su viaje. Aquí todo es como antes, el papel tapiz en las paredes, la antigua cafetera y el rico sazón sobre los platillos; estos detalles hacen que un restaurante que data de hace más de 80 años, aún exista con tanta reputación. Sólo imagina el sabor de sus enchiladas queretanas, acompañadas de un preparado de limón y un delicioso postre de su dulcería –contigua al restaurante-. Encuentra este lugar en Ángela Peralta 7, en el Centro Histórico de Querétaro.

rec_mpg_gastronomiaqro02Acamayas
Este molusco de agua dulce es bastante buscado en el país. Llegan a medir hasta 15 centímetros y cada uno a pesar hasta 160 gramos, pero nada de estas magnitudes se compara con el exquisito sabor que emanan al ser cocinados por manos expertas. Parador Las Adjuntas, en Arroyo Seco y el Restaurante Tequila en Jalpan, ofrecen este platillo. Ingresa a arroyoseco.gob.mx para más información.

Zacahuil
Conocido como el papá de los tamales, el zacahuil puede llegar a medir hasta 5 metros de largo. Es característico en las regiones huastecas y su preparación representa un valioso trabajo de cooperación entre las comunidades. En la Sierra Gorda de Querétaro, no podía faltar dicho manjar, es por ello que los municipios de Jalpan y Landa de Matamoros, cocinan esta delicia. También lo puedes encontrar en el Mercadito Queretano, el primer sábado de cada mes en el Centro de la Ciudad Capital.

Mayores informes:
Secretaría de Turismo del Estado de Querétaro
Pasteur n° 4 Norte, Col. Centro Histórico.
Santiago de Querétaro, Querétaro C.P. 76000
Tel. 01 (442) 238.50.00
Lada sin costo. 01.800.715.17.42
Web: www.queretaro.travel

Publicado en: Recomendaciones. Tags: , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.