Conserva Castillo de Chapultepec 230 abanicos históricos

Boletín Cortesía del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

  • La vasta colección de estas piezas fue sometida a un diagnóstico y proceso de conservación preventiva, con el cual se logró que 80 por ciento haya recuperado su estabilidad.

rec_inah_abanicoshist01dxLa colección de 230 abanicos de los siglos XVII, XVIII, XIX y XX, que posee el Museo Nacional de Historia (MNH) “Castillo de Chapultepec”, fue sometida a un diagnóstico y proceso de conservación preventiva, medidas a partir de las cuales se ha logrado que 80 por ciento de estas piezas históricas haya recuperado su estabilidad para ser investigada o exhibida. Hechos de marfil, concha, hueso y madera, los abanicos fueron accesorios provenientes de Europa y Asia, cuyo uso se dio particularmente durante el Virreinato y el México independiente, con los cuales las mujeres comunicaban sus estados de ánimo y transmitían todo un lenguaje secreto.

De acuerdo con el diagnóstico, a cargo de restauradores  del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), hasta antes de su tratamiento en 2010, 30 por ciento de la colección guardaba buenas condiciones, 50 por ciento requería precauciones en su manejo, y el 20 por ciento restante necesitaba de distintos grados de restauración. A partir del proyecto “Tratamientos de conservación emergente aplicados a la colección de abanicos”, bajo la dirección de la restauradora María Esther Gámez González, encargada de la conservación preventiva en los depósitos de colección del MNH, en la primera etapa de intervención se logró hacer dicho dictamen del estado que guardaba este acervo, que integró un sistema de calcomanías con los colores del semáforo, donde el verde señala que esas piezas se pueden exhibir, el amarillo que con una pequeña intervención es posible su exposición, y el rojo que no deben manipularse y que requieren ser restauradas.

Dicho “semáforo”, facilita la identificación, el control y la investigación de los abanicos,  constituidos con una gran variedad de materiales, como madera, marfil, hueso, concha, carey, papel, seda, algodón, pluma y plata, así como diversas técnicas de manufactura, tales como tallado, calado, pulido, pintura (gouache, acuarela, collage, decoupage, estampa), dorado, grabado, moldeado, bordados de seda o algodón y encaje. En una segunda etapa, los restauradores llevaron a cabo un tratamiento emergente de los 230 abanicos, para asegurar la estabilidad estructural de las piezas, que incluyó la limpieza, la reordenación de elementos sueltos y el fijado de algunos elementos.

“Con este proceso llevamos el 50 por ciento de la colección del amarillo al verde, es decir, que el 80 por ciento de los 230 abanicos ahora está estable”, informó Emmanuel Lara, alumno de la Licenciatura en Restauración de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía, quien junto con sus compañeras Mariana Almaraz Reyes y Ana Lanzagorta Cumming, efectuaron esta tarea. Indicó que tras la limpieza superficial y profunda, reordenar varillas y unir piezas que así lo requerían, la colección de abanicos del Castillo de Chapultepec fue depositada en un contenedor con estuches individuales, cada uno con una tapa hecha con mica transparente, de manera que las piezas pueden ser consultadas por investigadores, sin necesidad de manipularlas, además se garantiza su conservación y seguridad.

Congreso en Viena a partir de un abanico
Derivado de este trabajo de conservación, Almaraz, Lanzagorta y Lara se dieron a la tarea de restaurar a profundidad un abanico histórico del siglo XIX, cuyo proceso de rescate sirvió para el diseño de un cartel que les valió para ser invitados a participar en el Vienna Congress. The Decorative: Conservation and the applied arts, organizado en 2012 por el International Institute for Conservation of Historic and Artistic Works (IIC, por sus siglas en inglés) De los 230 abanicos del Museo Nacional de Historia, elegimos el más representativo de toda la colección, por la variedad de sus materiales como concha nácar y madera, la escena principal es una litografía sobre papel, que además está decorada a mano con la técnica de acuarela y gouache, además de tener adornos de plata sobredorada en las varillas y plumas de ave en el friso”, abundó Mariana Almaraz.

rec_inah_abanicoshist02dxLa pieza en cuestión es notable por sus cualidades plásticas y el cuidado que se tuvo en cada detalle de su manufactura, no obstante, con el paso del tiempo presentaba deterioro estructural tanto en las varillas como en el país (la hoja de papel impresa que se abre y cierra en forma de biombo), con algunas piezas quebradas y desgarraduras que seccionaban la escena principal. Otro criterio para restaurar este abanico, añadió Emmanuel Lara, fue que “buscamos devolverlo a un estado óptimo de conservación y que en el proceso se pudiera usar el tzauhtli, un adhesivo natural usado en la época prehispánica. Nuestra propuesta a la dirección del MNH fue incluir este material, que ya ha sido investigado y usado en textiles y arte plumario del siglo XVI.

Bajo la supervisión de la restauradora del MNH, María Esther Gámez, los estudiantes realizaron por lo menos doce procesos para llevar al abanico a su estado actual de conservación, como limpieza química del clavillo, varillas y plumas, separación del país de las costillas de madera y colocación de refuerzos locales e injertos en el mismo, adhesión de las plumas con tzauhtli, devolución de plano del país, reparación de varillas rotas, reintegración cromática de faltantes con acuarelas, y diseño y elaboración del estuche de resguardo. El proceso de rescate de dicho abanico fue documentado por los estudiantes de la ENCRyM en un cartel, el cual además de servirles para ser elegidos para participar en el congreso vienés, especializado en restauración y que se realiza cada dos años, les permitió  obtener una beca (Bromelle Memorial Fund) para poder viajar al país europeo en septiembre pasado.

Mayores informes:
Instituto Nacional de Antropología e Historia
Insurgente  Sur 421, Piso 8. Col. Hipódromo
Del. Cuauhtémoc. C.P. 06100, México, D.F.
Tel. 01 (55) 4040.43.00 / 4040.46.90
Web: www.inah.gob.mx

Publicado en: Recomendaciones. Tags: , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.