Capula, Michoacán un atractivo turístico artesanal con historia

Por: Jess Chilián
Fotos: rutamxo.com

can_hm_alfareriacapulamich01Capula goza de una fama inusitada dentro y fuera del país gracias a las originales piezas de cerámica que los artesanos del lugar confeccionan con verdadera maestría por lo que es, en Michoacán, un punto obligado para el turista que gusta de adquirir artesanías de gran valor ornamental y utilitario. Su nombre proviene de las palabras náhuatl “capulín” y “an”, que significa lugar de capulines donde la tradición guarda celosamente las técnicas antiguas de la fusión indígena y española para la elaboración de su alfarería, artesanía de la población con una experiencia y habilidad únicas. Capula es un pequeño pueblo indígena que se ubica al poniente de Morelia, a 17.5 kms. por la carretera federal No. 15 Morelia-Guadalajara.

La alfarería, actividad que lo distingue y caracteriza no es nueva, en la época prehispánica se testimonia con un sinfín de tepalcates de urnas funerarias, fragmentos de molcajetes y pequeños ídolos que aún se pueden encontrar a ras de suelo por todos los alrededores, apegados al barro colorado que les dio origen. En el año de 1550 los residentes de Capula aprendieron el arte de la alfarería con Don Vasco de Quiroga, durante siglos se caracterizaron por la elaboración de ollas y cazuelas de barro blanco y colorado, luego se perfeccionaron en técnicas decorativas como el punteado fino, y desde hace aproximadamente tres décadas cautivan a propios y extraños con sus coloridas y bien delineadas Catrinas.

A lo largo de la avenida principal del pueblo de Capula, se comercializan artículos de utilidad diaria, destacando los destinados a labores culinarias (ollas, cazuelas, molcajetes, cantaros, comales, platos y vasos). Otros tantos son para uso ornamental en hogares y espacios de trabajo (macetas, floreros, candelabros, diversas esculturas y catrinas) La producción de las catrinas de barro es una alternativa artesanal de los alfareros de Capula, son esculturas trabajadas con la técnica del pastillaje y terminadas en vidriado y/o cocidas al natural; algunas son pintadas con engobes de colores y otras decoradas en frío con pinturas acrílicas o vinílicas.

can_hm_alfareriacapulamich02La alfarería tradicional de este lugar es muy característica y se puede distinguir fácilmente de la alfarería de otras regiones porque sus diseños son casi siempre abstracciones de flores y hojas pintadas con pequeños puntos en color blanco en un fondo café obscuro y verde, utilizando pinceles de pelo de cola de ardilla. Gracias al esfuerzo coordinado entre artesanos y el Gobierno de estado de Michoacán con varias dependencias estatales y federales, Capula cuenta con distinción de “Origen” para su “Alfarería Tradicional”, «Catrinas de Barro” y “Alfarería Punteada». En la actualidad, para la creación de estas piezas, se siguen utilizando los hornos tradicionales hechos por los propios artesanos con adobes y leña para la quema, el proceso de elaboración comienza con la compra la materia prima para la mezcla del barro, que es la arcilla con una pasta cerámica. Se muele y queda lista para trabajarse con agua. Una vez lograda la consistencia deseada se aplica el barro al molde de la pieza que se pretenda realizar.

Con la ayuda de un torno se fabrica la pieza; ésta va girando sobre su eje principal. Este movimiento lo imprime un motor eléctrico que transmite su giro al husillo principal mediante un sistema de poleas o engranajes. Enseguida se mete a cocer en un horno artesanal para la primera quema; todas las piezas van acomodadas en este horno, se cubren de tepalcate y su combustible es la leña. La temperatura que se alcanza es de 800 a 900 grados centígrados; la primera quema en este horno dura de 3 a 4 horas. Después, se dejan enfriar las piezas de manera que sea posible tomarlas.

En este momento se procede a pintar de forma manual cada pieza según el diseño. Los colores que se usan son pigmentos naturales de origen minero o biológico en polvos finos. Terminada la pieza, nuevamente se deja secar y a continuación se baña con un esmalte. El esmalte es un vidrio transparente que se funde en el horno. Por último, se pasan todas las piezas a un horno distinto que funciona con gas, conocido como horno para cerámica; en el interior hay varios paneles donde se van acomodando las piezas hasta llenarlo. Una vez preparado se cierra herméticamente y se enciende, dejándolo de 5 a 6 horas con una temperatura de 1050 grados centígrados.  Y así termina el proceso.

A la tenencia de Morelia, la integran las comunidades de Capula, El Correo, Iratzio, Joyitas, Las Trojes, San Bernabé y Buenavista. El pueblo cuenta con talleres de exhibición donde sus artesanos trabajan el barro con un deleite y dedicación que dan como resultado una de las riquezas artesanales para el estado. Otro atractivo de la comunidad es su templo Parroquial de Santiago Apóstol. Data del siglo XVI, consta de una sola nave y techumbre a dos aguas. El detalle más sobresaliente corresponde a su portada, en la cual el acceso es señalado por un arco de medio punto, enmarcado por dos pilastras tableradas que sostienen un pequeño entablamiento. Los detalles decorativos de la portada corresponden a varios medallones con motivos religioso, dos a cada lado del acceso. Se trata al parecer de los santos creadores de las diversas órdenes religiosas que llegaron a Michoacán: Franciscanos, Agustinos, Jesuitas y Dominicos, la torre le fue construida a finales del siglo XIX, otro de los sitios importantes de conocer en Capula es la Casa Taller del Pintor y escultor Juan Torres.

can_hm_alfareriacapulamich03Los orígenes de la alfarería en Capula datan del año 1550, cuando Don Vasco de Quiroga trajo el oficio del barro, y debido a que se cuenta con la materia prima en las cercanías del lugar, este oficio ha crecido constantemente y se conserva hasta nuestros días. Su especialidad en alfarería incluye: vajillas, tazas, ceniceros, ollas, macetas, soles, lunas, ranas, entre otros y en comparación con otros sitios, la intensa actividad artesanal que en ella se desarrolla la llena de vida durante todo el año. Más aún, para revestir su fiesta patronal, cuando los alfareros organizan desde hace muchos años un concurso artesanal, donde premian el mejor trabajo; lo que le garantiza al que gana el premio, que sus piezas sean bien vendidas así como el reconocimiento del gremio alfarero.

Mayores informes:
Secretaria de Turismo del Estado de Michoacán
Av. Tata Vasco n° 80 Col. Vasco de Quiroga
Morelia, Michoacán C.P. 58230
Tel. 01 (443) 317.80.52
Llamada sin costo. 01.800.450.23.00
Web: www.visitmichoacan.com.mx

Publicado en: Hecho en México. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.