Baja California Sur posee un vasto patrimonio cultural inmaterial

Por: Cortesía del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.
Fotos: rutamxo.com

can_trad_patrimoniobcs01Entre 2008 y 2009, México logró inscribir cinco tradiciones en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO),  se trata de la Cocina Tradicional Mexicana; la Danza de Parachicos de Chiapa de Corzo, Chiapas; La Pirekua, canciones y música purépecha de Michoacán; las Capillas Familiares y Tradiciones Vivas de los Pueblos Otomí Chichimecas de Tolimán, en Querétaro, y la ceremonia ritual de los Voladores de Papantla, Veracruz. Estas tradiciones son sólo una mínima parte de las prácticas artesanales, religiosas, artísticas y gastronómicas con las que cuenta nuestro país y que deben ser protegidas porque, como toda manifestación cultural, están en riesgo de perderse.

De acuerdo con la UNESCO, se entiende por patrimonio cultural inmaterial los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. El estado de Baja California Sur, a pesar de su aparente distancia del resto del país, resguarda, no sólo una de las más grandes reservas de flora y fauna (marítima y terrestre del mundo) sino que también conserva muchas tradiciones, artesanales, religiosas y gastronómicas que deben ser protegidas.

A continuación mencionamos algunas manifestaciones culturales de Baja California Sur que están consignados en el Inventario de Patrimonio Cultural Inmaterial, del Sistema de Información Cultural del Conaculta, el cual contempla desde lenguas, literatura, poesía, música, artesanías, danzas y fiestas tradicionales, hasta medicina tradicional; juegos y juguetes populares; indumentaria y gastronomía, entre otras. La música de los grupos norteños de las comunidades serranas en el Municipio de Mulegé, se desarrolla en las rancherías de la sierra de San Francisco: Las Calabazas, Guadalupe, Santa Martha, San Francisco. La Sierra de San Francisco ha sido catalogada como zona de patrimonio mundial por la UNESCO, y forma parte de la Reserva de la Biosfera del Desierto del Vizcaíno.

La práctica musical es recurrente en las festividades y conmemoraciones de los ranchos que fueron fundados en lo alto de la sierra por vaqueros, soldados y ayudantes de las misiones. De ahí, que la esencia musical provenga de las herencias intangibles de la colonia. En la actualidad es posible reconocer a algunos rancheros que se reúnen en grupos musicales de tres o cuatro miembros para entonar melodías tradicionales del siglo XVIII, XIX y principios del XX.  Esta música sirve de acompañamiento para bailes en los corredores de los ranchos, bodas y 15 años. Los instrumentos principales son la guitarra, que es utilizada como elemento central, el contrabajo o tololoche, es la base armónica de las notas graves; la redova, mantiene la rítmica y métrica de los temas, y el acordeón o “cochi”, en que se basa el guión melódico o la tonada y armonía de las canciones.

can_trad_patrimoniobcs02Las Tlacuachadas (carreras de caballos) en El Arroyo de Los San Juanes, de La Paz, se realiza principalmente en el pueblo del Real de San Antonio y los ranchos ganaderos de su entorno. Las actividades ganaderas en esta población dieron lugar a que se constituyera la tradición de ocupar el arroyo de Los San Juanes del Real de San Antonio, cada 13 de junio, día del Santo Patrono de la localidad. En un principio, estos hombres de a caballo, que también son conocidos con el nombre de “rancheros”, viajaban de las serranías para realizar diferentes suertes a caballo que son conocidas hasta la actualidad con el nombre de “tlacuachadas” y que consisten básicamente en carreras de caballos.

Las fiestas patronales de San Francisco Javier del poblado San Francisco Javier, Municipio de  Loreto, que  tiene su origen en el periodo misional, en el siglo XVIII y conserva elementos como cánticos religiosos, verbenas populares, venta de productos típicos como el vino, aceitunas, quesos y dulces regionales, así como cabalgatas y peregrinaciones de ranchos y pueblos, que mostraban una clara herencia del periodo misional. No obstante en los últimos años, la festividad se ha ido transformando en una feria, en un evento genérico, con puestos de comida y mercancías en su mayoría traídas del interior del país que no guardan ninguna relación con el poblado de San Javier ni con su festividad. También destacan las fiestas tradicionales del Santo Patrono de San Blas, en San Blas, municipio de La Paz, donde existe una pequeña iglesia aislada cuyo antecedente histórico más inmediato es el de haber sido una zona de visita de la misión de Nuestra Señora del Pilar de La Paz.

Entre las prácticas gastronómicas de Baja California Sur podemos mencionar el cultivo, aprovechamiento y autoconsumo del dátil regional, que se desarrolla principalmente los oasis de San Ignacio de Loyola, Mulegé pueblo, San José de Comondú, San Isidro y La Purísima. La elaboración de aceitunas sajadas y machacadas y aceite de oliva en  San Francisco Javier, municipio de Loreto. Otra tradición local es la elaboración de chorizo de abulón en la región Pacífico Norte, en poblados como Punta Abreojos, La Asunción, La Bocana, Bahía Tortugas, San Hipólito e Isla Natividad. Desgraciadamente esta práctica culinaria se encuentra en riesgo pues sólo las mujeres mayores y ancianas la siguen practicando en sus casas. Las artesanías que existen en el estado son los trabajos de talabartería, monturas, fundas de cuchillos, cueras y polainas, de San Francisco Javier, municipio de Loreto, así como los trabajos de cestería y objetos de uso cotidiano elaborados de palma, en el poblado de El Triunfo, municipio de La Paz.

can_trad_patrimoniobcs03Los pueblos de Baja California Sur cuentan entre sus tradiciones más importantes la celebración de su santo patrono, ese día es aprovechado para realizar los bautizos y confirmaciones de los niños. Por lo general la fiesta se hace acompañar de una feria en la plaza pública, donde se ofertan diferentes platillos que van desde la barbacoa, las empanadas y los tamales, hasta el pescado empapelado y la carne asada en leña de mezquite. Los bailes populares también se realizan en esos días, la música los acompaña siempre. La gran influencia que la evangelización católica ejerció en la formación de tradiciones y celebraciones que con orgullo festeja el pueblo de México, podemos observarla hoy en las fiestas del santo patrono de cada pueblo y ciudad sudcaliforniano.

Mayores informes:
Secretaria Turismo del Estado de Baja California Sur
Carretera al Norte Km. 5.5, Edificio Fidepaz
La Paz, Baja California Sur C.P. 23090
Tel. 01 (612) 124.01.00
Web: http://secturbcs.gob.mx
Facebook: Secretaria de Turismo de Baja California Sur
Twitter: @SECTURBCS

Publicado en: Tradiciones. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.