Angkor Wat vestigio de una fastuosa civilización

can_pem_angkorwat01En realidad el nombre Angkor Wat designa al templo más grande y mejor conservado de los muchos que integran el asentamiento Angkor. Ubicado 5.5 km al norte de la actual Siem Riep, en la provincia homónima de Camboya, Angkor Wat forma parte del complejo de templos construidos en la zona de Angkor, la antigua capital del Imperio Jemer, durante su época de esplendor, de los siglos IX al XV. La palabra Angkor viene del camboyano នគរ Nokor, y a su vez de la voz sánscrita नगर Nagara que significa «capital», mientras que la palabra Wat es de origen jemer y se traduce como «templo». El nombre de Angkor Wat es en todo caso posterior a su creación, pues originalmente recibió el nombre de Preah Pisnulok; nombre póstumo de su fundador Suryavarman II.

Si de algo dispone la naturaleza es de tiempo. Durante décadas millones de personas se esforzaron en hacer retroceder a la jungla y en su lugar levantaron uno de los complejos religiosos más grandes del mundo, decenas de templos exquisitamente labrados rodeados de rectangulares lagos artificiales que alimentaban un descomunal sistema de regadío. Pero todo ello quedó en desuso y la jungla reclamó el terreno que le pertenecía con un paso lento pero inexorable, estrangulando los templos, desgastando los relieves y secando los lagos.

A pesar de la decadencia del imperio y del abandono de los templos durante los siglos siguientes, los monjes budistas permanecieron en Angkor Wat hasta que los franceses lo redescubrieron. La selva sepultó casi todo el asentamiento y los árboles que crecieron dentro de los templos son el signo de identidad de esta maravilla del mundo que fue declarada patrimonio de la humanidad. Lo más conveniente para los turistas es coger un ticket de entrada para tres días, tiempo necesario para recorrer todo el complejo.

Angkor Wat (escrito también en ocasiones Angkor Vat) es el templo más grande y también el mejor conservado de los que integran el asentamiento de Angkor. Está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo.

can_pem_angkorwat02Angkor abarca una extensión en torno a los 200 km², aunque recientes investigaciones hablan de una posible extensión de 3.000 km² y una población de hasta medio millón de habitantes, lo que lo convertiría en el mayor asentamiento preindustrial de la humanidad. Desde su construcción a principios del siglo XII y hasta el traslado de la sede real al cercano Bayón, a finales del mismo siglo, Angkor Wat fue el centro político y religioso del imperio. El recinto —entre cuyos muros se ha calculado que vivían 20.000 personas- cumplía las funciones de templo principal, y albergaba además el palacio real.

Dedicado inicialmente al dios Vishnú, arquitectónicamente el templo combina la tipología hinduista del templo-monte —representando el Monte Meru, morada de los dioses— con la tipología de galerías propia de períodos posteriores. El templo consta de tres recintos rectangulares concéntricos de altura creciente, rodeados por un lago perimetral de 3.6 kilómetros de longitud y de una anchura de 200 metros. En el recinto interior se elevan cinco torres en forma de loto, alcanzando la torre central una altura de 42 metros sobre el santuario y 65 m sobre el nivel del suelo.

Angkor Wat se ha convertido en un símbolo de Camboya, hasta el punto de figurar en la bandera de su país. El 14 de diciembre de 1992 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. La sensación de cruzar la puerta de Angkor Wat y ver el templo-mausoleo desde lejos es sobrecogedora, por un momento te sientes solo. Desde ahí son más de 200 metros de paso elevado sobre un foso, al final del cual se alzan majestuosamente cinco torres cónicas que simbolizan el monte Meru, el centro del universo hindú. De hecho, todo el complejo es simbólico, ya que las murallas exteriores son los extremos del mundo, rodeados por un foso inundado que representa los océanos.

La caminata desde la entrada a través del foso, los muros exteriores, el patio y el ascender los tres niveles del templo suponía un viaje místico, y para culminarlo había que subir por una empinadísima escalinata, que hacía de tránsito entre el mundo terrenal y la morada de los dioses. Por supuesto que este lujo estaba reservado al rey y sus sacerdotes pero hoy, seis siglos después de que el Imperio Jemer cayera en desgracia, todos los mortales tenemos derecho a disfrutar de esta maravilla.

can_pem_angkorwat03Estando en la cima del templo, la cima del mundo, y mirando hacia la selva circundante, uno se pregunta cómo viviría la gente, el pueblo con cuyo sudor se construyo todo esto. Para evitar el desgaste producido por la masiva afluencia de turistas, y también con objeto de prevenir el vandalismo, se están empezando a proteger y acondicionar algunas zonas del templo particularmente delicadas. Aun así, pocos monumentos en la actualidad pueden ser observados tan libremente como los de Angkor. Entre las iniciativas que permitan disminuir la presión de visitantes en el templo se están barajando opciones como establecer distintos recorridos alternativos, o iluminar el templo con luz artificial para poder prolongar el horario de visita después de la puesta de sol.

Mayores informes:
Tourism of Cambodia
#262 Monivong Blvd, Khan Daun Penh, Phnom Penh
Kingdom of Cambodia
Tel. + (855) 23 216 666
Email. info@tourismcambodia.com
Web. www.tourismcambodia.com

 

Por: Jess Chilián
Fotos: Natura Film Group

 

 

Publicado en: Por el Mundo. Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.